jueves, 29 de julio de 2010

Zonas Erógenas Femeninas 1ra. Parte

La piel de la mujer es su órgano de excitación más grande.
Explora y descubre las zonas erógenas femeninas
de forma cariñosa y sensible.

Su Cabello

Acuérdate que uno de los primeros pasos hacia una relación carnal grandiosa
es lograr relajar a tu pareja. Acariciar suavemente su cuero cabelludo
la ayudará
a relajarse. Hacerlo lenta y delicadamente es una forma especial de demostrar
cariño y ternura. Haz que por tus dedos se deslice su cabello. Aunque no te lo
imaginabas la cabellera femenina es un de las magnificas zonas
erógenas femeninas..
En un momento de mayor excitación, también puedes tomar su cabello de una forma
más agresiva, pero siempre con cuidado de no lastimarla. A las mujeres
en general
les emociona sentirse sometidas a los deseos de su pareja..

Consejos
• Juguetea suavemente con su pelo desde la base de su cuello.
Levántalo y bésale
la nuca, una de las zonas erógenas femeninas más sensitivas.
• Abrázala y acércala hacia ti y deja que sienta tu aliento. Puede ser
un gesto sutil
pero profundo.• Si tu brazo está alrededor de sus hombros, puedes jugar con su
cabello mientras caminan..

Sus Ojos, Su Cara
Refuerza la conexión que tienes con ella besando delicadamente sus párpados e
intercambiando miradas. Besa suavemente sus mejillas; recorre su
rostro y llénalo
de besos. Mezcla la pasión y la ternura, comenzando primero con besos suaves
por estas zonas erógenas femeninas. Una de las llaves para aumentar la
sensualidad
es la intensidad del contacto visual.
Utiliza el dorso de tu mano o un dedo para recorrer su rostro.
Comienza por el mentón,
las mejillas y luego baja hasta el cuello. Hazlo con sensualidad y pasión. ..

No olvides que ellas recuerdan la forma en que tocas sus zonas
erógenas femeninas .
Consejos
• Usa la punta de tus dedos para recorrer sus labios. Ambos pueden
cerrar sus ojos y
hacerse lo mismo el uno al otro.
• Pídele que succione tu dedo cuando esté cerca de su boca. Una chica
interesada
te podrá indicar muchas cosas con este gesto. Utiliza esto como un
preludio para
utilizar tu lengua en otras partes, más adelante.
• Sean creativos e inventen juegos al besarse la cara. Pueden hacerlo
con los ojos
cerrados y besarse solo el borde de la boca. El que toque la nariz del
otro, pierde.
.
Sus Labios
Los labios son una de las zonas erógenas femeninas más importantes. Existen
muchas y variadas formas de besar. A las mujeres les encanta el poder sensual
de un beso, así que no escatimes en besar mucho a tu pareja. Un beso
apasionado puede lograr que la temperatura ascienda rápidamente y los
prepare para los siguientes pasos.
En relaciones a largo plazo, las personas suelen olvidar lo
maravilloso que puede
ser besar. Si besas a una mujer bien y de la forma en que ella quiere
ser besada,
habrás recorrido la mitad del camino para que caiga rendida en tus
brazos. La Biblia
del beso o el Art of Kissing es posiblemente el libro más completo que puedas
encontrar para aprender todo sobre el maravilloso arte de besar..

Consejos• Te recalcamos de nuevo la importancia de un buen aliento.
• Puedes succionar sus labios, ya sea el de arriba o el de abajo. Hazlo con
suavidad primero.
• Puedes también mordisquearlos suavemente. Cada persona tiene
gustos diferentes. Entérate de cuales son los de tu pareja y complácela con
los besos que más le gusten.
• Recuerda variar. Puedes estar cambiando y besar también sus mejillas,
su frente, su cuello. Mantenla a la expectativa por saber que seguirá luego.
• Utiliza tus manos también al besar y acaricia su pelo, cara, orejas o espalda.
.
Sus Oídos
Los oídos también son una de las zonas erógenas femeninas con más
terminaciones nerviosas. Explóralos con tus dedos y con tu lengua. Puedes
morder suavemente sus lóbulos. Acuérdate que a la mayoría de las mujeres
no les agrada que les taladren sus oídos con la lengua, ni les agrada tampoco
sentir un exceso de saliva. Puedes aprovechar también para susurrarle con
suavidad cosas al oído, lo cual pondrá más sensible el resto de las
zonas erógenas femeninas..
Consejos
• Respira suavemente. Ella querrá saber que estás ahí, pero no es
excitante escuchar una respiración fuerte y pesada.
• No soples muy fuerte en su oído. Puede que consigas el efecto
contrario a excitarla.
• Puedes lamer y luego soplar suavemente sobra la zona donde
pasaste la lengua. También puedes intentar esto en otras zonas
erógenas femeninas, como su cuello, sus pezones o la curva en su espalda..

fuente: http://www.tuguiasexual.com/zonas-erogenas-femeninas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada